fbpx
¡Fuera autocrítica! No me crítico más.

¡Fuera autocrítica! No me crítico más.

“Sé amigo de ti mismo y tu yo te dejará en libertad para amar a tu prójimo»

Qué es la autocrítica

La autocrítica es esa voz interior que te acompaña todos los días y te remarca todos tus «errores».  Suele juzgar, culpar, encontrar un error imperdonable en todo lo que haces, e incluso te compara con otras personas para infravalorarte. A veces, las cosas no salen como esperabas y eso hace que te ataques: soy tonta, no hago nada bien… Si te lo repites continuamente eso cala en tu autoestima. Por eso no debes nunca hablarte mal.

¿Quieres Cambiar Tu Vida Y Hay Algo Que Te Lo Impide?
Acepto que mi información personal sea transferida a MailChimp ( más información )
Son tus creencias que te limitan. Pero estás de suerte. Ahora por suscribirte te regalo el vídeo: Cómo cerrar ciclos limitantes y crear un 2019 espectacular En él te explico paso a paso cómo identificar esas creencias y acabar con ellas
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no se venderá ni se compartirá con nadie más.

Algunos autores diferencian entre autocrítica positiva y negativa. Yo no estoy de acuerdo con esto. Para mí, la autocrítica siempre es negativa.

Intentas ser cada día mejor persona, superarte y para ello crees imprescindible la autocrítica. Pero esta práctica se convierte en un hábito que haces de forma automática y acaba generandote culpa, vergüenza, frustración y acaba minando tu autoestima.

Ahora te preguntarás: vale, ¿pero entonces como hago para mejorar?. Debes tener siempre presente que siempre haces lo mejor que sabes en cada momento. Esto significa que si los resultados no son los esperados no debes criticarte ni echarte la culpa, porque no supiste hacerlo mejor. Ahora, debes ver qué falló para tenerlo en cuenta para la siguiente vez. Aprender de los errores sí, pero sin críticas ni culpas.

Criticándote, te va a llevar, con el tiempo, a infravalorarte y va a lastimar tu autoestima y tu confianza. De hecho, la autocrítica está directamente ligada con la baja autoestima y el perfeccionismo.

Pon atención a tu diálogo interno para que veas lo dura que eres contigo. ¿Le dirías eso mismo a tu amiga? Seguro que no. Entonces, ¿porqué lo haces contigo?

Porqué me critico

Llevas tanto tiempo haciéndolo que ni siquiera recuerdas cuando empezaste a hacerlo. Y lo peor de todo es que durante ese tiempo has ido formándote unas ideas acerca de ti que hace que cada día te critiques más. Estas ideas son:

  • Tienes un defecto imperdonable
  • Ese «error» significa que no puedes quererte tal y como eres
  • Tienes que trabajar duro contigo para cambiar ese defecto y así merecer cariño, amor, aceptación, abundancia…
  • Cuanto más duro te critiques más motivado vas a estar para trabajar sobre ese defecto y el cambio será más rápido

Estas ideas parten de una premisa errónea y es que tú no estás bien como eres. Tú eres un ser perfecto tal como eres y no hay nada mal en ti. Nunca lo olvides. Si las cosas no salen como esperas es porque eres humana y los humanos no somos perfectos. Es la acción la que no salió bien, no tú. Mira lo que salió mal para aprender pero no te juzgues porque eso sólo genera sufrimiento.

«Tenemos que aprender a ser nuestros mejores amigos, porque caemos muy fácil en la trampa de ser nuestros peores enemigos.»

Características de la autocrítica

Estas son algunas de sus características:

  • Siempre la creemos. Lleva tanto tiempo contigo que te crees todo lo que te dices. Si algo ha salido mal es por tu culpa y no contemplaras otras opciones
  • Distorsiones. Al creerte lo que te dice a pie puntillas, sin ningún tipo de dudas, hace que veas la realidad de forma distorsionada, siempre en tu contra
  • Lenguaje negativo. La crítica siempre es negativa, nunca te alaba y eso va a hacer que te sientas mal y en vez de ayudarte a crecer te paraliza, te sientes estancado en el malestar.
  • Intensidad emocional. La crítica te hace vivir sus efectos con intensidad, te revuelve por dentro haciéndote sentir muy mal o incluso sintiendo dolor.
  • No para. No sólo te reprocha lo que acabas de hacer sino que también te recuerda otras situaciones en las que ha ocurrido lo mismo haciéndote sentir peor porque si no aprendes «es que eres tonta, siempre te pasa lo mismo»
  • Debería. Es la palabra favorita de la crítica: debería haber hecho, debería haber sabido, debería haber tenido… Cuando te oigas diciendo debería, detente y observate, porque lo más seguro es que te estés autocriticando

Consecuencias de la autocrítica

El problema aparece cuando te críticas en «piloto automático», sin darte cuenta. Debes ser consciente de ello para poder evitarlo y dejar de hacerte daño sin saberlo. Mira la siguiente lista para ver si te ocurre a ti y poder pararlo:

  • Te culpas por las situaciones negativas. Cuando los resultados no son los esperados te sientes que tienes la culpa y te sientes responsable sin ni siquiera tener en cuenta factores externos que no están bajo tu control.
  • Evitas tomar riesgos. Te criticas tanto que ya estás convencida de que no puedes y eso te frena y te impide hacer cosas por miedo al fracaso
  • Nunca estás satisfecha con tus logros. Da igual el resultado, tú siempre crees que podías haberlo hecho mejor. Buscas el perfeccionismo y eso te crea frustración porque no lo consigues
  • Jamás te haces cumplidos. Como nunca consigues los resultados que esperas no crees que haya motivos para felicitarte porque nunca estás satisfecha
  • Te cuestionas tu imagen corporal. Cuando te miras al espejo no te gusta lo que ves. Te centras tanto en lo que no te gusta que no ves nada más. Esa imagen que tú ves no es real es fruto de un exceso de crítica
  • No perdonas fácilmente. Si no consigues perdonarte a ti misma o a los demás es porque criticas demasiado. Te centras en los fallos sin ver lo bueno que hay en ti y en los demás
  • Estás decepcionada de tu vida. Si te has pasado toda la vida criticándote, viendo sólo tus errores es normal que te sientas decepcionada porque vas a creer que no has conseguido nada en la vida. Pero esto sólo es una idea, no una realidad
  • Evitas expresar tu opinión. Tienes miedo a decir algo inadecuado y que no le guste a los demás
  • En todos los escenarios posibles ves problemas. Tienes la habilidad de ver el lado malo de las cosas, por bueno que sea
  • Analizas tus errores ahondando en la culpa. Cuando algo no te salió bien te centras en que la culpa es tuya y le das vueltas una y otra vez en vez de centrarte en el aprendizaje y mejorar en el futuro
  • Te pones a la defensiva con los comentarios. Cuando te dicen algo sobre ti te pones a la defensiva, no aceptas ningún tipo de comentario y te lo tomas como algo personal

Cómo acabar con la autocrítica

La autocrítica no es innata, es algo aprendido. Cuando sufres críticas de los demás acabas aceptándolas como propias. Pero si no es innato, podemos des-aprender:

  • Se consciente de tus pensamientos. Cuando hagas algo que no te salga bien y empieces a decir: no hago nada bien, no valgo para esto, …. para esos pensamientos y di: lo hice lo mejor que supe, la próxima vez saldrá mejor. Esto, que parece una pequeñez, va a cambiar tu vida porque no vas a estar continuamente criticándote y poco a poco irás ganando confianza.
  • La autocrítica no te beneficia. Muchas veces piensas que si no te criticas no aprendes, ni actúas, pero no es verdad. La autocrítica paraliza y bloquea. Te crees incapaz de hacer las cosas y no actúas y no aprendes porque lo único que consigues es creerte más que no haces nada bien y así no se aprende
  • Reconocer lo que te sale bien. Siempre te centras en lo negativo y por eso te criticas continuamente. Fíjate en lo que haces bien y felicitate por ello para que quede registrado. Si dejas de criticarte y empiezas a ver lo que haces bien iras ganando confianza en ti misma

Resumiendo

Las críticas son pensamientos muy enraizados que pueden parecer muy lógicos. Parecen razonables y justificados por eso es tan difícil acabar con ella. Pero la autocrítica te va debilitando poco a poco hasta acabar con una baja autoestima, e incluso depresión.

Como llevas tanto tiempo diciéndote todas esas cosas, es tan profunda tu convicción de que son ciertas, que ves natural y lógico pensar así. Pero recuerda que son sólo ideas y que las ideas no son verdades absolutas.

No te juzgues porque lo único que conseguirás es creerte que no vales. Aprende de tus «errores» pero sin críticas ni culpas

Cuando te veas criticándote no hagas caso y ese pensamiento se irá. Puede parecer difícil al principio pero se trata de des-aprender y cada vez te resultará más fácil

Si algo no sale como esperabas sólo significa que no salió bien, no dice nada de ti.

Nunca, nunca olvides que no hay nada mal en ti y que lo único a corregir son acciones, tú ya eres maravillosa tal como eres

 

Si te gustó el artículo compártelo para que llegue a más gente

 

 

 

 

 


 


 

 

Deja tu comentario.

A %d blogueros les gusta esto: