fbpx
Cómo evitar conflictos

Cómo evitar conflictos

Las discusiones y peleas no son agradables pero están presentes en casi todos los ámbitos en los que tenemos relaciones con otras personas. Por eso, es bueno aprender a evitar los conflictos.

El conflicto surge cuando hay una oposición o desacuerdo entre dos personas con ideas diferentes y excluyentes. Es decir, que no se pueden dar las dos a la vez.

Minicurso gratuito "Superar la culpa"
Acepto que mi información personal sea transferida a MailChimp ( más información )
Suscribete y llevate gratis el minicurso para superar ese sentimiento de culpa de una vez por todas
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no se venderá ni se compartirá con nadie más.

No te resulta fácil resolver conflictos porque nadie te ha enseñado a hacerlo y son situaciones en las que las emociones están a flor de piel y tampoco nos han enseñado a manejar las emociones.

Cómo se forma el conflicto

El origen de todo son tus creencias. Durante tu infancia se han ido formando una serie de creencias tan arraigadas en ti que actúan de manera automática. Es en tu infancia donde aprendes, fijándote en tus modelos (padres, profesores, tutores,..) a resolver conflictos.

Cuando alguien dice algo que va en contra de tu sistema de creencias sales a defenderlas como una leona. No hay discusión, así es y punto.

Puedes gritar, intentar convencer o simplemente largarte. Siempre tiendes a actuar de la misma manera y por tanto siempre llegas al mismo resultado y refuerza tu sistema de creencias

Cada persona vive su realidad a partir de su punto de vista. Cuando crees que esa manera en la que tú ves la realidad es la única opción, la única interpretación de la realidad, surge el problema. Clic para tuitear Defenderás tu manera de pensar y tu deseo de querer tener la razón hará que haya un distanciamiento entre vosotros

Porqué no enfrentas los conflictos

Muchas veces, es más fácil huir del conflicto. No te gustan y huyes, no los enfrentas. Los motivos de esta huida pueden ser:

  • El miedo a no ser aceptado. Tienes miedo a no ser aceptado si hay un conflicto y que te quedes sola. El miedo a la soledad  te hace huir
  • No expresar los sentimientos. Puedes comentarle a una amiga lo que te preocupa sin ningún problema pero eres incapaz de hablar de ello con la persona implicada. Si no lo haces es imposible llegar a ningún acuerdo
  • La necesidad de aprobación de los demás. Necesitas sentirte aprobada y tienes miedo que ante un conflicto te rechacen o te recriminen
  • No soportar que otros se enfaden con uno. Está muy relacionado con el anterior. Piensas que si se enfadan contigo te van a recriminar y no recibirás la aprobación que necesitas
  • Pensar que por discutir se rompen relaciones. Pero no es así. Todos discutimos y cuando se enfrentan los conflictos conoces el punto de vista del otro y te ayuda a comprendedlo y mejorar la relación
  • Anticipar que el no estar de acuerdo puede provocar discusiones o peleas mayores. Tienes miedo a que un conflicto llegue a mayores. Pero cuando hay real interés en resolver los conflictos las relaciones salen fortalecidas
  • Pensar que la situación empeorará por hablar del tema. Si no hablas de ello el problema no existe. Pero va a seguir estando ahí y se hará más grande si no lo intentas solucionar

Cómo fomentar buenas relaciones

Para conseguir tener buenas relaciones es importante:

  • Aprender a escuchar. Intenta escuchar y comprender a la otra persona. Escúchala, no sólo la oigas. Muchas veces mientras la otra persona habla ya estás pensando que vas a  responder. Así, te pierdes la mitad de la conversación, no escuchas de verdad y no vas a entenderla
  • Empatía. Intenta ponerte en su pellejo, averiguar que siente y que le motiva. Esto te ayudará a entenderla mejor
  • Asertividad. Igual que intentas entender al otro también debes darte a entender. Se trata de expresar tu opinión de manera que quede clara tu postura pero con tacto para no dañar al otro.

Cómo solucionar conflictos

  • Toma perspectiva. Muchas veces te metes tan de lleno en una discusión que lo único que te importa es tener la razón o no perder la discusión. Cálmate y mira las cosas desde fuera, como si fueras un espectador para que puedas ver las cosas como realmente son
  • Hay más de una verdad. Cuando estás convencida de que tienes la razón, de que lo que defiendes es la verdad, vas a intentar convencer al otro y no vas a escuchar Clic para tuitearPero la otra persona defiende su verdad y así no llegareis a ningún acuerdo. Recuerda que no hay una sola verdad. Tú tienes la tuya y los demás la suya y no tiene que coincidir con la tuya. Pero tan buena es la tuya como la de los demás
  • Mantener la calma. Cuando te enfadas te centras en el problema, dejas de escuchar y te pones a la defensiva. Te ofuscas y no ves soluciones. Manten la calma para intentar encontrar una solución
  • No atacar a la persona. Céntrate en el problema sin acusar a nadie ni culpar. Si atacas lo único que conseguirás es que la otra persona también ataque y esté a la defensiva con lo que será muy difícil llegar a ningún acuerdo
  • No hay culpables. Cuando discutes tiendes a echar la culpa al otro haciendo que este se ponga a la defensiva. Da igual si la culpa es suya o tuya, no importa. Lo importante es ver la solución
  • Céntrate en el presente. da igual lo que ocurrió en el pasado o quien debería haber actuado de cierta manera. Ya pasó. Ahora céntrate en el presente para resolver el problema

Resumen

Lo más importante de lo hablado es:

  • Intenta escuchar a la otra persona para entenderla y comprendedla. Esto hará más fácil llegar a acuerdos y no tener tantos conflictos
  • No busques culpables. El centrarte cuando estás discutiendo en quien tiene la culpa no te lleva a ningún lado. Sólo conseguirás que los dos os ataquéis una y otra vez y no busquéis soluciones. Da igual los culpables, lo importante es buscar una solución
  • Céntrate en la solución. Olvida los culpables, no eches en cara cosas del pasado, ni defectos del otro. Lo importante es centrarte en la solución. Así conseguirás que la otra persona no esté a la defensiva, no se sienta atacada, y se relaje. Con esa calma es más fácil ver soluciones

Déjame un comentario sobre el artículo y si te ha gustado comparte para que llegue a más gente

 

 

 

 

 

 

 

Deja tu comentario.

A %d blogueros les gusta esto: