fbpx
Ansiedad: qué hacer para evitarla

Ansiedad: qué hacer para evitarla

Qué es la ansiedad

La ansiedad aparece cuando pasas por circunstancias que te sobrepasan o ante situaciones en las que la preocupación y el peligro son muy grandes. Es un sistema de alerta del organismo ante esas situaciones amenazantes para ti, de manera que active al organismo para salir airoso de ellas. La ansiedad está vinculada a la percepción que tengas de amenaza y tu disposición de respuesta ante ella. Clic para tuitear

No pasa nada por sentirse así alguna vez, pero cuando esta situación se alarga en el tiempo empiezan a aparecer síntomas como «un nudo en el estómago» que no te deja comer, noches de insomnio, por lo que si no descansas bien estarás más nerviosa, más irritable,… y hará que te sientas realmente mal. Y con el tiempo puede producirte problemas más serios derivados de esos síntomas e incluso adicciones a la comida, tabaco,… buscando aliviar ese malestar

Minicurso gratuito "Superar la culpa"
Acepto que mi información personal sea transferida a MailChimp ( más información )
Suscribete y llevate gratis el minicurso para superar ese sentimiento de culpa de una vez por todas
Odiamos el spam. Su dirección de correo electrónico no se venderá ni se compartirá con nadie más.

Cuando estás con ansiedad tiendes a exagerar los problemas, a preocuparte en exceso incluso antes de que ocurra, a esperar lo peor y a decirte a ti misma que cuando llegue el momento no serás capaz de hacer frente a esos problemas.

Además, al notar los síntomas propios de la ansiedad pensarás que estás enferma y que algo horrible te va a ocurrir. Esto hará que aumenten los síntomas y te sientas aún peor. Es un círculo vicioso

Síntomas de la ansiedad

Los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada pueden variar. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Preocupación o ansiedad persistentes por determinados asuntos que son desproporcionados en relación con el impacto de los acontecimientos
  • Pensar demasiado los planes y las soluciones a todos los peores resultados posibles
  • Percibir situaciones y acontecimientos como amenazantes, incluso cuando no lo son
  • Dificultad para lidiar con situaciones de incertidumbre
  • Temperamento indeciso y miedo a tomar la decisión equivocada
  • Incapacidad para dejar de lado u olvidar una preocupación
  • Incapacidad para relajarse, sensación de nerviosismo y sensación de excitación o de estar al límite
  • Dificultad para concentrarse, o sensación de que la mente se «pone en blanco»

Consecuencias de la ansiedad

La ansiedad te provoca unos síntomas que hace que tu día a día sea más complicado:

  • Afecta tu capacidad de realizar ciertas tareas de manera rápida y eficiente, porque te cuesta concentrarte
  • Te quita tiempo y hace que no te concentres en otras actividades
  • Reduce tu energía
  • Aumenta el riesgo de que sufras depresión

Crees que esos pensamientos que tienes son reales porque sino no te sentirías tan mal. Pero sólo es una manera de ver las cosas, y hay muchísimas más

Cómo vencer la ansiedad

Lo primero de todo, debes intentar entender la ansiedad y no huir de ella. Por muy mal que te sientas, por muy molestos que sean los síntomas, debes saber que no causa infartos ni asfixias. No corres peligro real. Esto debe tranquilizarte para ver la situación de otra manera

    • No te centres en el problema. Le das vueltas a lo mismo una y otra vez y eso no te ayuda. Es como girar en una rueda de hamster. Te ciegas tanto en el problema que te impide ver la solución. Date un descanso. Date una ducha, un paseo, algo que te relaje y evite que vuelvas a entrar en esa rueda. Cuando te das tu tiempo, tarde o temprano aparece la solución
    • No seas tan negativa. Tiendes a ver el lado malo de las cosas pero hay otra manera de ver las cosas. Cuando te imaginas todo lo malo que te va a ocurrir tu cuerpo reacciona como si fuera real, no sólo tu imaginación, y eso hace que sientas la ansiedad. Son tus pensamientos los que te producen la ansiedad. Piensas que algo terrible va a pasar y es esa idea la que te produce la ansiedad. Si tienes miedo a volar y cuando vas en el avión se producen turbulencias empezarás a sentir ansiedad al imaginar que te vas a estrellar, que vas a morir… es lo que te imaginas no la situación la que te produce la ansiedad. El cerebro no distingue entre real e imaginario. Cuando te empieces a sentir mal, cuando veas que estás pensando esas cosas que te hacen daño, pregúntate ¿realmente esto es cierto, es seguro que esto ocurra o hay más opciones,? Cuando ves que no es la única opción te da tranquilidad
    • Hay una creencia detrás. Tus miedos, tus temores ante esas situaciones que te producen ansiedad pueden ser provocadas por una creencia tan arraigada, que ni siquiera eres consciente de ella. Debes intentar verla porque cuando la veas serás capaz de ver que ya no es válida y desaparecerá
    • Haz actividades que te relajen. La ansiedad provoca entre otras cosas nerviosismo. Sería bueno que busques algo que te haga sentir bien: un baño de burbujas, un paseo por el campo, tumbarte en el sofá sin hacer nada… Hazlo y disfrútalo. No pienses en lo que te preocupa, sólo vive el momento y relájate.
    • Lleva una vida saludable. si comes de manera sana, duermes tus horas te sientes mejor y no estás tan ansiosa. También es aconsejable hacer algo de ejercicio porque además de ayudarte a estar sana te ayuda a liberar endorfinas (hormonas de la felicidad)

Resumen

La ansiedad surge de vivir en el futuro. Imaginas lo que va a ocurrir y eso es lo que te crea ansiedad. Vive más el presente. Disfrutarás más lo que tienes y no te agobiarás por lo que aún no ha pasado o quizás ni siquiera pase.

Resuelve los problemas a su debido tiempo. Si crees que algo que va a venir va a ser malo para ti espera que llegue a ver si realmente pasa. Si pasa entonces resuélvelo, es su momento. Si no pasa no había nada de que preocuparse.

Las circunstancias no son las que nos hacen tener ansiedad sino lo que pensamos de ellas. Clic para tuitear Si yo me quedo sin trabajo puedo verlo como el fin del mundo o como una oportunidad de encontrar algo más apropiado para mi. La circunstancia es la misma pero lo que yo piense de ella hará que la viva de manera relajada o con ansiedad

No hay una sola manera de ver las cosas. Hay infinitas posibilidades. Tu forma catastrófica de pensar es una, fijate que hay más

Déjame tu comentario sobre la lectura y si te ha gustado el artículo compártelo para que llegue a más gente

Deja tu comentario.

A %d blogueros les gusta esto: