¿Es malo el miedo?

¿Es malo el miedo?

 

Creemos que el miedo es un sentimiento que hay que combatir porque es malo. Pero, ¿realmente es malo?

Depende

El miedo nos ha protegido desde nuestros orígenes. En la prehistoria, el miedo les alertaba del peligro y gracias a él el hombre sobrevivió hasta nuestro tiempo. Ese mismo miedo lo llevamos en la memoria genética alertándonos de los peligros igual que antes. También nos alerta ante lo desconocido. Cuando no conocemos algo se dispara esta emoción para prevenir.

Hoy en día, que no vivimos con los mismos peligros que nuestros antepasados, el miedo puede paralizarnos.No siempre que sentimos miedo nos está alertando de un peligro real.

El miedo se convierte en una emoción negativa cuando nos paraliza, no nos deja realizar aquello que deseamos.

A la hora de abrir este blog, me he topado con muchísimos miedos. He tenido que vencer algunos y con otros aún sigo luchando para que no me paralicen.

Algunos de estos miedos han sido:

  • Miedo al fracaso: ¿Y si no me va bien? ¿Y si nadie me lee? Me he convencido de que me irá bien porque le pongo mucha ilusión y mucho trabajo al proyecto. Pero si no lo consiguiera sacaría una lección de todo ello que me ayudaría en el futuro
  • Miedo al que dirán: ¿Qué van a pensar mi familia y amigos? ¿Me apoyarán o les parecerá mal? No importa lo que piensen. La decisión está tomada. Tengo que ser responsable de mi vida y luchar por mis sueños.
  • Miedo a no saber suficiente: ¿ pero tú que sabes de estos temas? Este es el miedo que más me cuesta vencer, el que más me paraliza. Para vencerlo estoy haciendo cursos para seguir formándome y aprendiendo. Es una formación continua.
  • Miedo a emprender: ¿pero si no sabes cómo funciona esto de emprender? Estoy teniendo muchas dificultades tecnológicas. No sé mucho de este tema.Pero poco a poco voy venciendo los obstáculos. Con perseverancia todo se consigue. Voy más despacio de lo que pensaba pero pasito a pasito siempre adelante.Ese es mi lema

Estos son mis miedos. Son muchos pero no voy a dejar que me paralicen. El miedo me hace ser más prudente pero no va a evitar que vaya a por mi sueño

Recuerda: No dejes que los miedos te paralicen. Si tienes un sueño ve por él.

Y tú, ¿qué miedos tienes? Cuéntamelo en los comentarios

[kkstarratings]

[contact-form-7 id=”297″ title=”Comentarios”]

Deja tu comentario.

A %d blogueros les gusta esto: