¿Cómo influyen los pensamientos en ti?

 

 

Los pensamientos tienen muchísima influencia en tu vida. Son los que te provocan los sentimientos.

Si te levantas un día, ves que está soleado y piensas:

Qué bien, que día más bonito. Puedo ir a pasear, al parque, a la piscina….

Estos pensamientos te producen unos sentimientos que te hacen sentir alegre, contenta, optimista…

Si por el contrario piensas:

Otro día de sol. Me voy a achicharrar, me asfixiaré. Qué mal

Estos pensamientos te producen enfado, rabia… y te hacen sentir mal.

El hecho es el mismo. Un día de sol. Pero tu estado de ánimo cambia según lo que piensas sobre ello. No es el hecho lo que te produce el estado de ánimo, sino los pensamientos.

Esto ocurre con todos los temas.

Si alguien te  dice algo que piensas  es ofensivo, pensarás:

porqué me dice eso, qué se ha creído, cómo se atreve…

Y te  sentirás con rabia, enfado, ira…. y la relación con esa persona empeorará.

Muchas veces el problema no es lo que te dicen sino como lo interpretas. ¿Vale la pena enfadarte por todo y sentirte mal? ¿Se puede evitar?

La respuesta es si

Si piensas : esta persona me ha contestado mal y le “charlas” a ese pensamiento:

Se va a enterar, esto no va a quedar así, me lo va a pagar….

Te vas a sentir mal.

Por el contrario, si piensas: esta persona me ha tratado mal y no le “charlas”, lo dejas pasar, evitaras ese malestar. Deja pasar el pensamiento. No le hagas caso y se irá.

Hay que intentar sentirnos siempre bien. ¿Esto significa que hay que pasar de todo?

No, claro que no.

Significa que a veces, le das mucha importancia a cosas que no la tienen. Exageras la situación.

Evitarás muchos malos ratos y vivirás más feliz, si dejas pasar esos pensamientos. No se trata de cambiarlos por otros, sólo dejarlos ir.